8 formas de castigo a los que son sometidos los jóvenes estudiantes japoneses.

20 Mar, 2018

El sistema educativo en Japón inició entre 1947 y 1950, después de culminar la segunda guerra mundial. Su modelo está muy relacionado con las características culturales y sociales del país asiático, resaltando el trabajo en equipo y la meritocracia.

Además de obtener excelentes resultados en pruebas internacionales como TIMSS o PISA, la forma como disciplinan a los jóvenes estudiantes, vista desde la cultura occidental, es algo extremo e irracional.

A continuación describimos 8 formas de castigo a los que son sometidos los jóvenes estudiantes japoneses:

1. Lanzarlos por las escaleras: En el año 2014, un profesor empujó por las escaleras a un estudiante, después de casi ahorcarlo. Este acto le ocasionó fuertes daños en las piernas del estudiante, por la rotura de sus ligamentos.

2. Oler axilas: Es un castigo que aunque no duele, es muy asqueroso, porque el alumno castigado debe oler las axilas sudada de sus compañeros.

3. Posición Seize: Los estudiantes se sientan en posición Seize, que es la forma tradicional de sentarse de rodillas, mientras el profesor los golpea en la cabeza.

4. Apretón de cabeza: El maestro usa las dos manos para apretar fuertemente la cabeza del alumno, ocasionándole un fuerte dolor.

5. Golpearlo: Al más mínimo error que cometa el estudiante, el maestro puede golpearlo con el objetivo de que aprenda. 

6. El Extintor: El año 2013, un profesor le lanzó un extintor a un estudiante, después de haberle gritado y abofeteado. Este acto le ocasionó un fuerte daño en la cabeza.

7. Batacazos: Loa profesores usan las “batacas” para corregir a sus alumnos. Esas batacas son piezas bastante gruesas, como para dejar fuertes moretones y se usan para tocar el “Taiko”, típico tambor japonés.

8. Pantaletas abajo: En una escuela secundaria, obligaron a un curso entero de jovencitas, a bajarse las pantaletas.

Aunque no hay duda que los japoneses tienen buenos resultados en educación, hay algo que se llama respeto y todo niño tiene derechos humanos que no se deben vulnerar.