Acompañante masculino reveló una lista con 40 sacerdotes “gay” que enviaban fotos íntimas por WhatsApp.

13 Mar, 2018

Francesco Mangiacapra es un hombre italiano que solía dedicarse a la prostitución. Harto de la hipocresía de la Iglesia con respecto a la homosexualidad, decidió enviar al vaticano una lista con los nombres de 40 sacerdotes que le constaba, habían pagado cientos de euros por recibir servicios sexuales, además de intercambiar fotos pornográficas en grupos de WhatsApp o Telegram.

Él mismo describió como uno de estos religiosos le había enviado por WhatsApp una foto de su miembro, preguntándole si le gustaba.

Mangiacapra, quien decidió dejar de dedicarse a la prostitución para “no seguir perdiendo la dignidad al vender su cuerpo”, expresó que esta decisión no era un gesto contra la Iglesia Católica, sino una acción por su propio bien.

“Estamos hablando de pecados, no crímenes. Solo quiero que esta gente deje de difundir el odio contra los gays. Como alguien que disfruta su libertad sexual, no condeno la homosexualidad de los sacerdotes, sino su incoherencia”.

La archidiócesis de Nápoles afirmó haber enviado el dossier al Vaticano.