Acudió a un restaurante y el gerente le preparo una sorpresa al enterar que había salido del quirófano.

31 Ene, 2018

Tras pasar por una operación del esófago, Jackson Dollar sintió ganas de ir a un restaurante a comer su plato favorito: patata asada. Su madre, Kristy, no quiso negarle el antojo aunque sabía que debían ser cuidadosos, pues acababa de salir del quirófano. De modo que se dirigieron a un conocido restaurante local donde ella indicó como debían preparar su alimento.

Lo primero que pidió, fue si podían cortar la carne en trozos pequeños para que fuera más fácil de masticar. El gerente, al escuchar que el chico había salido del hospital, no dudó en pedirle más información a Kristy. Le dijo que quería rezar por él.

Luego se paró en medio del local y en voz alta, pidió por la recuperación del joven frente a todos los comensales.

Cuando les entregó la comida para llevar a casa, Jackson descubrió un hermoso mensaje en su plato.

“Orando por tu rápida recuperación”, fue lo que el gerente había escrito en él.

Él y su madre se sintieron tan conmovidos, que no dudaron en compartirlo por Facebook. ¡La gente buena está donde menos te lo esperas!