Aparecen en las cosas de Australia una extraña especie marina con forma de dragones alienígenos.

10 Feb, 2018

En las playas de Freshwater y Curl Curl en el norte de Sydney, consideradas las mejores playas de surf, aparecieron unas especies marinas que han impactado a los bañistas y surfistas, por su forma tan extraña y similar a los dragones alienígenos.

Estas especies son llamadas “Glaucus atlanticus” o dragón azul, es una babosa marina, de extraña forma, son pequeñas, de aproximadamente 3 ó 4 cm, y tienen seis extremidades que se ramifican en forma de rayos. Fueron descubiertas en 1777, por los hermanos Foster, quienes le dieron su nombre científico.

Los dragones azules viven en la superficie del agua, boca abajo, ofreciendo su vientre al sol, son de color azul, y por tener el mismo color del mar se pueden camuflajear, evitando así ser vistos por las aves. Así mismo, su parte inferior, de cara al espacio submarino, es plateado, logrando el mismo efecto de asemejarse para que los peces no los vean.

Debido a que se alimentan de medusas, estas especies se convierten en  animales muy peligrosos; ya que, el veneno pasa a concentrarse en sus falsos dedos o apéndices al final de sus extremidades. Otro detalle es que el “Glaucus” tiene sus mandíbulas bien desarrolladas en forma de sierra y cuando cierra la boca queda hermética como una cremallera.

Es muy poco probable sufrir la picadura de uno de los dragones azules, ya que viven en aguas oceánicas, específicamente en el Atlántico, y es muy poco habitual que se encuentre en la costa, a no ser que haya sido arrastrado por fuertes corrientes, vientos o tormentas.

Las babosas marinas fueron traídas por corrientes oceánicas, y se encuentran varadas en las playas.

Los expertos han recomendado, aunque son muy hermosos no tocar esas especies por lo potencialmente peligrosas, en especial con los niños, ya que esas playas donde aparecieron, cuentan con una laguna ideal para los pequeños por ser de aguas poco profundas y arenosa.