Bombero recibe el primer trasplante de rostro del mundo, hoy está irreconocible.

25 Mar, 2018

En el 2001, Patrick Hardison recibió graves quemaduras en su cara mientras trabajaba como bombero. El techo se derrumbó sobre él y el fuego derritió su casco, su respirador y su máscara, dejándole desfigurado. En el 2015 los doctores intervinieron su cráneo y parte de su cuello para hacerle un trasplante extremo de rostro. Solo tenía 50% de probabilidades de sobrevivir a la operación.

Patrick se convirtió en el primer hombre con un trasplante de cara en el mundo.

Ya antes lo habían intentado con un paciente de Francia, que lamentablemente murió. Pero Patrick se arriesgó porque prefería morir que seguir viviendo con tanto sufrimiento.

Hoy su recuperación ha impactado al mundo entero.

Años después de la cirugía, Patrick haber vuelto a ser un hombre normal que hace las mismas actividades que antes.

El rostro que lleva ahora perteneció a David Rodebaugh, un mecánico de bicicletas que falleció en Nueva York durante un accidente.

Hoy, gracias a más de 100 doctores, su vida ha vuelto a recobrar el sentido.

El caso de Patrick es un antecedente esperanzador para cientos de personas que podrían pasar por circunstancias parecidas.