Científicos de la Universidad de Stanford, planean iniciar ensayos humanos con una novedosa vacuna para el cáncer.

1 Feb, 2018

Ensayos en ratas, han demostrado la efectividad de una vacuna, capaz de eliminar los tumores cancerosos, directamente en el lugar donde se inyectan y en sus metástasis a distancia, por lo que ahora, los oncólogos iniciaran la fase clínica del producto, que incluye pruebas para demostrar su efectividad en humanos.

Un equipo de investigadores de la universidad de Stanford en California, EEUU , dirigido por el profesor de oncología el Dr. Ronald Levy, se encuentran en la búsqueda de la vacuna que será, la “posible” cura contra el cáncer, y aseguran que una inyección de 1 microgramo, sería capaz de destruir, todos los tumores existentes.

El grupo de expertos, ha desarrollado numerosos tratamientos muy efectivos, utilizados actualmente para muchos tipos de cáncer.

Se trata de la inyección de la combinación de cantidades diminutas de dos inmunoestimulantes, que activaran por completo el sistema inmunológico, para eliminar el cáncer no solo de forma localizada sino también a distancia.

El Dr. Levy comenta que es un medicamento rentable, debido a que solo se necesita una mínima cantidad para lograr sus efectos terapéuticos, además que podría ser útil para muchos tipos de cáncer.

“Este enfoque evita la necesidad de identificar objetivos inmunes específicos del tumor y no requiere la activación al por mayor del sistema inmune”, explicó.

La vacuna consta de dos agentes que se encargan de activar específicamente a los linfocitos T, para que ataque las células cancerosas de forma muy específica.

Luego de numerosos estudios con ratones, en los que se observó la desaparición de los tumores principales y diseminados por completo, el equipo planea realizar la prueba en 15 pacientes portadores de un tipo de cáncer hematológico, llamado linfoma.

De lograr los resultados deseados, comenzaran a hacer pruebas con otros tipos de cáncer.

Se piensa que la vacuna, podría ser de utilidad, como tratamiento complementario a las cirugías, con la finalidad de eliminar los tumores pequeños, o en fases iniciales que no han sido detectados.e

“No habrá límite en cuanto al tipo de tumor que potencialmente podríamos tratar, siempre que haya sido infiltrado por el sistema inmune”, dijo el Dr. Levy entusiasmado.