Corea del Sur ha revelado su nuevo invento: la “bomba negra” que puede destruir toda la red eléctrica de Corea del Norte sin amenazar a los humanos.

10 Oct, 2017

Este invento conocido como la bomba negra ha determinado que puede acabar con la red eléctrica de Corea del norte, sin tener que usar ni bombas nucleares ni llegar a matar a nadie.

Esta bomba está fabricada con grafito y puede ser usada en cualquier momento por las autoridades de Corea del Sur. Su objetivo son las  las instalaciones eléctricas del pueblo enemigo, tomando en cuenta que trabajan sin llegar a establecer ningún tipo de amenaza a los humanos de esa región.

Los filamentos de grafito de carbono que están dispuestos en esta bomba han conseguido cubrir las líneas eléctricas, de forma que la reacción en el pueblo vecino sea el cortocircuito de todas esas redes eléctricas.

Esto no solo  generaría un apagón temporal ante cualquier amenaza nuclear sino ademas serviría para paralizar toda la nación y así tener más control sobre ellos.

El presidente Kim Jong-un anunció que las armas nucleares servían como un elemento de disuasión que no solo garantizaba la soberanía de su zona, sino ademas como método de control contra los países enemigos que manejan técnicas fiables como esta nueva bomba de granito.