El dictador norcoreano Kim Jong-un prueba ojivas cargadas con ANTHRAX y otras armas biológicas en sus misiles balísticos intercontinentales.

21 Dic, 2017

Kim Jong-un prueba nuevas ojivas cargadas con ANTHRAX y otras armas biológicas para sus misiles balísticos intercontinentales.

El diario japonés Asahi, ha asegurado que Corea del Norte, esta realizando experimentos para fabricar ojivas cargadas con ántrax para sus misiles, tal como lo dijo el presidente de Estados Unidos la semana pasada.

“Corea del Norte está desarrollando armas biológicas y químicas que puedan ser lanzadas por sus misiles”, dijo Donald Trump en su presentación sobre la Estrategia de Seguridad Nacional.

Presuntamente, Kim Jong se esta dedicando a la fabricación de armas biológicas y químicas debido a que no ha podido lograr miniaturizar una bomba nuclear.

Según el medio Ashai, se están realizando una serie de pruebas  de calor y presión para que, durante el lanzamiento y vuelo de los proyectiles, se pueda proteger a la bacteria.

A pesar de los comentarios, Jong ha negado rotundamente la acusación y dijo que “se vengará” de los Estados Unidos por decir que está desarrollando este tipo de armas.

A través de la Agencia Central de Noticias coreana, el dictador explicó que su país forma parte de la Convención de Armas Biológicas por lo que “mantiene su posición consistente para oponerse al desarrollo, la fabricación, el almacenamiento y la posesión de armas biológicas”.

Esta información, sobre la posible fabricación de armas por parte de Norcorea, se da a conocer justo en el momento en que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, pretende mejorar las relaciones con China y el Norte antes de los Juegos Olímpicos de Invierno que se llevaran a cabo en el próximo mes de febrero en Corea del Sur.

Sugirió el martes que estaba preparado para posponer ejercicios militares con Estados Unidos. Norcorea ve los ejercicios militares conjuntos como preparación para la guerra.

China ha propuesto el acuerdo que denominó  “congelación para congelar” a través del cual, Corea del Norte detendría sus pruebas nucleares y de misiles, a cambio de que detuviera los ejercicios. Sin embargo, EE.UU. rechazó la idea.

Rex Tillerson,  secretario de Estado de los Estados Unidos, aseguró que no apoyaban ningún acuerdo para “alterar los ejercicios militares, programados y regulares”.

Este año Corea del Norte ha sido sancionada en varias oportunidades  por sus ensayos de misiles y nucleares.

Estados Unidos y China han considerado aumentar estas sanciones. Han construido y llevado propuesta al Consejo de Seguridad de la ONU, esperando que se realice la respectiva votación para definir la posible intensificación de estas sanciones.