En India están raptando a muchachos para obligarlos a casarse.

16 Abr, 2018

Roshan Kuner es un joven que a los 17 años, fue secuestrado en Bihar, una región de la India. Sus captores, un grupo de hombres armados, lo golpearon, lo encerraron en una habitación y dijeron que lo asesinarían si no aceptaba casarse con una joven. A pesar de que la boda llegó a celebrarse, Roshan terminó imponiéndose y se negó a vivir con su esposa.

El muchacho regresó con su familia e impusieron una denuncia con la policía.

Tristemente, su caso no es el único que se ha dado en este país.

A pesar de que los matrimonios arreglados están prohibidos desde los 60, muchas familias acostumbran raptar a chicos para forzarlos a estar con sus hijas.

Lo hacen los más pobres por desesperación, ya que al no tener ninguna dote que ofrecer, saben que ningún chico de buena familia las tomaría por esposas.

Cuando una familia quiere casar a su hija, suele recurrir a sus familiares y amigos para que les ayuden a intimidar al novio escogido.

En el 2012, Parveen Kumar, otro hombre indio, fue secuestrado por unos hombres que amenazaron con matarlo si no se casaba.

Impulsado por el miedo, Parveen terminó casándose con una mujer con la que ahora tiene dos hijos. Él afirma que de no haber aceptado el compromiso, tal vez ninguna otra familia hubiera permitido que se casase con su hija.