Esta chica pidió que desenchufaran los teléfonos para cargar su brazo biónico, pero nadie quiso ayudarla.

19 Mar, 2018

Angel Giuffria es una muchacha que ha debido usar muchas prótesis a lo largo de su vida, pues nació sin una mano. Hoy, lleva un guante súper sofisticado que no solo es estético, sino que funciona prácticamente como una mano de verdad. Lamentablemente la joven vivió una terrible experiencia mientras asistía a la Conferencia SCSW, de Austin, Texas. Necesitaba cargar su brazo biónico y al ver que todas las conexiones estaban ocupadas, pidió que le cedieran una.

Nadie accedió a dejarle un enchufe y Angel compartió su historia en redes sociales. Por suerte más tarde encontró una conexión disponible.

A pesar de todo, Angel aseguró que no estaba enojada con esas personas de la convención. Según ella, lo más probable fuera que pensaran que llevaba algún guante para videojuegos y no una prótesis.

Mucha gente en las redes sociales no dudó en expresarle palabras de apoyo.

“Siento que haya gente así de desconsiderada en el mundo, tu actitud hacia ellos es admirable”.

“Que grosería, lamento lo que ocurrió”.

“Entonces, ¿tenías cargador disponible y funcionó? Solo intento asegurarme”

“¡Sí! Todo funcionó a la perfección”.

Ojalá este tipo de experiencias nos recuerden tener más empatía con la gente de capacidades diferentes.