Esta madre descuido a su hijo por unos minutos para tomar una llamada y su bebe untó pintura negra por toda la casa.

28 Nov, 2017

Ellen Porrit es una mujer de 37 años procedente de Ipswich, quien en un momento de descuido se alejó de su pequeño para contestar una llamada telefónica, pero ¿cuál sería la sorpresa que el hijo le dejaría al regresar?

El pequeño Zeb, su hijo de dos años mientras ella no se encontraba visualizó fuera de su cuna, una pintura negra, pintura que sería la causante de todos los desastres que el niño planearía hacer.

El niño tomó la pintura y empezó a untarla en todas las zonas de la casa, en las alfombras, en las paredes y en el piso, incluso en el perro. Al regresar, Ellen quedó tan sorprendida de que su hijo lograra salir de la cuna y hacer todos estos daños en la casa.

La madre explicó que había dejado a su hijo en la cuna con rejillas viendo tv mientras que ella se dirigía a contestar una llamada telefónica y que no entiende cómo pudo salir y encontrarse con la pintura que acabaría dañando las alfombras y ensuciando al perro.

“Pensé que las rejillas eran seguras, pero seguramente no estaban bien cerradas” dijo la madre cuando se consiguió con tal sorpresa hecha por su hijo de dos años. El niño fue caminando por toda la casa, se supo debido a que dejó sus huellas en todas las alfombras.

“Ya sé para qué le enseñamos a bajar las escaleras con su trasero” dijo la madre entre risas.