Estados Unidos está midiendo cuales serían las consecuencias de un ataque a Corea del Norte.

12 Ene, 2018

Medios de comunicación han dado a conocer que el gobierno de Trump, está analizando detenidamente las consecuencias que tendría un ataque a Corea del Norte, pues ya son varios los funcionarios que ya se refieren a dicha alternativa como una opción de alto riesgo, debido al manejo de armas nucleares que Kim Jong-Un ha estado llevando a cabo en su territorio.

Herbert Raymond McMaster, consejero de Seguridad Nacional, mencionó que su itinerario estaba bajo más presión de lo que la gente podía imaginarse, pues la producción y experimentación de armas en Corea del Norte, se ha dado de forma mucho más rápida de la que tenían prevista. Al mismo tiempo, aseguró que el gobierno estaba haciendo cuanto estaba en su mano para resolver este problema urgente, sin la necesidad de desencadenar un conflicto.

Quienes están a favor de la ofensiva, aseguran que este ataque sería decisivo para frenar los avances nucleares de Norcorea

Autoridades estadounidenses hicieron ver que el gobierno de Kim Jong-Un estaba decidido a avanzar en la cuestión de las armas nucleares

A pesar de la insistencia de Seguridad Nacional para llevar a cabo un ataque, Rex Tillerson, Secretario de Estado y James Mattis, Secretario de Defensa, no creen que esta opción sea la más conveniente para frenar las tensiones con el país de oriente. Hasta el momento, ninguna decisión se ha tomado al respecto.

¿A dónde iremos a parar con esta clase de mandatarios?