Este hombre guardo una roca del periodo Jurásico durante 35 años. Al abrirla descubrió que valían más de 3,000 dólares.

15 Mar, 2018

Cuando era un niño Sy Donne encontró la roca en una playa en Whytby, al sur de Inglaterra.

Aunque su primer trabajo fue de vendedor, lo dejó y se puso a estudiar geología, comenzando una gran colección de rocas, que después se convirtió en su pasión.

“Tuve guardada la piedra durante mucho tiempo y como me mude varias veces, me acompañó en todas esas nuevas casas, hasta viajó a Japón”.

Después de 35 años, cuando arreglaba cosas en su hogar, vió que la roca estaba agrietada y decidió abrirla, encontrando en su interior algo que lo asombró.

Se trataba de fósiles de amonita, llamada “Arnioceras Semicostatum”, que eran criaturas marinas depredadoras parecidas a los calamares, y vivían en el interior de conchas con forma de espiral, propias del período Jurásico, entre 240 y 65 millones de años atrás, que fueron exterminadas junto con los dinosaurios.

Los amonites se alimentaban de estrellas de mar, pequeños crustáceos como camarones y otras pequeñas criaturas marinas, usando sus tentáculos para explorar el fondo del mar antes de capturar a su presa.

Los amonites puede ser el fósil más conocido, sobretodo en el Reino Unido; ya que, a lo largo de la costa jurásica, cientos de estos fósiles son desenterrados anualmente.

El valor que podrían tener estos fósiles sería de unos 3000 dólares, aunque Donne dice que no están a la venta, y manifestó “Ahora soy un geólogo que forma parte del proyecto Hinkley Point C y a diario trabajo con amonites”.