Ex sacerdote de 79 años y modelo de 24 años se casan felizmente. La cara del chico lo dice todo.

23 Dic, 2017

Hace pocos meses en el Reino Unido se celebró una boda que genero mucha controversia, pues un sacerdote retirado se casó con un modelo muy hermoso y joven, al que le llevaba 55 años de diferencia.

El ex sacerdote Philip Clements, de 79 años presto sus servicios en la comunidad de Eastry. Sin embargo, ya anciano y luego de su retiro, pensó que su vida terminaría muy pronto, hasta que comenzó su relación con Florín Marín, un modelo de 24 años.

Ambos afirmaron haberse enamorado de inmediato, y se casaron en un pequeño y privado culto en Ramsgate en el mes de abril. Sin embargo, las cosas no salieron bien, pues 5 meses después la pareja se divorció, pues Clements aseguraba que su esposo se sentía abandonado por su esposo pues el joven salía mucho con amigos de fiesta.

Cuando el matrimonio acabo, Clements sintió sus sentimientos como una montaña rusa de emociones pues su situación se complicó cuando se vio solo y sin hogar en el original país de su ex esposo, Romania, hasta que sus amigos lo rescataron.

Mientras la pareja estuvo junta, hicieron un llamado a la iglesia católica de Inglaterra a cambiar sus reglas que no permitían que personas del clérigo se casaran con personas del mismo sexo.

A pesar de las diferencias y malos ratos vividos, los ex esposos se mantienen en contacto, y a Clements no le extrañaría que el modelo pronto consiguiera una nueva pareja más joven.  A pesar de que ambos aún permanecen legalmente casados, ya no comparten sus apellidos.