Hombre de 26 años aún es virgen y no está desesperado por tener sexo.

10 Feb, 2018

El sexo es capaz de reunir a dos personas en el amor o en la lujuria, y si es divertido mejor, siempre que sea voluntario, este requisito no debe faltar. Pero, ¿qué sucede cuando te encuentras en plena adultez y aún eres virgen?

James Conlon, de 26 años, es un chico que padece una enfermedad mental desde que tenía alrededor de quince años, es virgen por elección propia, y es algo que no le molesta.

James, dice que aunque ser virgen no ha afectado su salud mental, ha afectado su “interacción social” con las personas, especialmente con aquellas a las que podría haber llegado a tener relaciones sexuales.

Él comento a Metro.co.uk: “A veces las personas simplemente asumen que no eres virgen, así que cuando se entabla una conversación al respecto, y se confirma que no se a tenido relaciones sexuales, la gente generalmente se sorprende”.

Aunque parece existir la idea de que a los hombres solo les importa el sexo, James demuestra lo contrario, y dice: “No me avergüenzo de no haber perdido la virginidad, y no estoy desesperado por tener sexo”. “La presión proviene del hecho de que no parece socialmente aceptable ser virgen a cierta edad”.

James dice que a lo largo de la edad adulta, no ha tenido muchas oportunidades en el sexo. Sin embargo, ha habido momentos en los que pensó que podría suceder, pero no se sentía bien. Y dice: “Ciertamente no me siento menos hombre porque no he tenido esas experiencias”.

James no tiene miedo de tener relaciones sexuales por primera vez, pero encuentra la idea un poco abrumadora, y siente presión porque su primera vez sea perfecta.