Hombre mexicano con “el pene más grande del mundo” fue acusado por su rival de usar pesas para aumentar su longitud.

23 Dic, 2017

El neoyorkino Jonah Falcon, de 47 años actualmente posee el récord del pene más grande del mundo.

Con una longitud de 9.5 pulgadas flácido y 13.5 pulgadas erecto, el estadounidense se encuentra en el Libro Guinness de los Récords, por poseer el pene más largo del planeta.

Pero en los últimos meses, aparentemente le ha surgido un rival. Roberto Esquivel Carbrera, de 54 años y oriundo de México, asegura tener un órgano genital de casi 19 pulgadas.

Sin embargo, el Sr. Falcon piensa que el  mexicano ha estado cometiendo fraude estirando su prepucio con pesas, para hacer que se vea mas largo. “El hombre extendió su prepucio constantemente, por lo que yo entiendo, pero es normal por debajo”, afirma.

Roberto Esquivel Cabrera, comenta que no puede tener relaciones sexuales, debido a su virilidad de 18,9 pulgadas y espera encontrar trabajo en la industria del porno estadounidense.

Los médicos que han examinado al Sr. Cabera apoyan lo que ha comentado Falcon:  que la mayoría de su miembro es en realidad prepucio, y que el pene debajo solo se extiende seis o siete pulgadas.

Comentan que el tamaño de su prepucio lo hace suceptible a sufrir problemas de salud, incluyendo infecciones frecuentes del tracto urinario debido al largo trayecto que debe pasar la orina para poder salir.

Le han recomendado realizar una cirugía para reducirlo, con la finalidad de que pueda tener relaciones sexuales con normalidad, y si desea, tener hijos, pero el hombre  se ha negado.

“Preferiría tener un pene más grande que el resto de la gente”, dijo. Es algo que me hace diferente al resto de la gente y especial”.

Además de enfermedades, su pene le trae incomodidades ya que debe mantener su descomunal miembro envuelto en vendas para evitar dolorosos roces y le causa dificultades para dormir cómodamente  durante la noche.

Cabrera dice que siempre ha soñado con trabajar en los Estados Unidos, donde vivió hasta el 2011. En ese año tuvo que regresarse a México púes tuvo inconvenientes legales, cuando intentó exponer su pene a dos menores de edad.

Aun así,  mantiene la esperanza de volver convertirse en una estrella porno.

Agregó: “Estoy contento con mi pene y deseo volver a los EE.UU. Y pasar el resto de mi vida allá. La gente no es como aquí, son más liberales: no les importa lo que tengo en los pantalones”