Hombre se suicida después de que le colgaron el teléfono.

19 Feb, 2018

John Worthington, un hombre de Norfolk, Inglaterra, se quitó la vida tras una llamada fallida a la línea de apoyo 111 NHS. Aunque parece una locura, su decisión no fue precisamente tomada a la ligera. El hombre, diagnosticado con Síndrome de Asperger, llevaba meses lidiando con problemas emocionales debido a su condición. Desafortunadamente, las personas que se encargaban de brindarle atención por su inestabilidad mental nunca fueron capaces de ayudarlo.

Al llamar a la línea de servicio, fue incapaz de hablar; no acostumbraba platicar ni socializar con otras personas.

Finalmente, después de que le colgaran el teléfono, el hombre se colgó en su casa, donde más tarde fue encontrado por los paramédicos.

Sus padres afirmaron que Worthington, soltero y sin hijos, experimentaba pensamientos suicidas desde el 2014 debido a su desorden emocional. Un triste recordatorio de que a veces, las enfermedades que no podemos ver, son las más peligrosas.