La excitación sexual por el acto de tirar gases es uno de los fetiches más insólitos y desagradables del mundo.

7 Mar, 2018

Echarse un pedo es considerado como uno de los actos más repugnantes que puede hacer una persona y sin duda, la pesadilla social de cualquiera. Sin embargo te sorprendería saber que hay quienes los encuentran excitantes en la cama. Gracias a las experiencias íntimas recogidas por la revista Vice, hoy sabemos que existen hombres y mujeres que se sienten atraídos por los pedos de sus parejas. A otros en cambio, les pone pedorrearse enfrente de sus compañeros sexuales.

Eproctophilia, es el nombre que se le da a quienes sienten excitación sexual por el acto de tirar gases.

Dicha conducta se puede presentar en personas de todas las orientaciones, pues hay múltiples maneras de experimentarla. Algunos se sienten atraídos por los pedos de personas del sexo opuesto, otros disfrutan los de su mismo sexo o ambos; e incluso personas heterosexuales pueden sentirse excitadas por el acto en gente de su mismo género.

De acuerdo con Sarah Berry, terapeuta sexual y experta en relaciones, el fetiche suele desarrollarse cuando alguien se expone a los pedos en un ambiente liberal.

Puede que sea algo asqueroso, pero la sexualidad es un ámbito muy complejo que cada uno decide vivir a su manera, ¿no lo crees?