La madre adoptiva de este pitbull con hidrocefalia se niega a abandonarlo a pesar de tener varios problemas de salud.

27 Dic, 2017

Un “milagroso” pitbull nace con labio leporino y paladar hendido. Su madre adoptiva ha decidido seguir adelante con su cachorro, en contra de todas las posibilidades.

Una enfermera veterinaria de Nueva York, se ha negado a renunciar a la lucha de su pequeño cachorro pit bull que nació con graves complicaciones de salud.

El “milagroso cachorro”, como su madre adoptiva lo llama, nació en el mes de septiembre con un peso de 11 onzas, y desde ha tenido que enfrentar  numerosas situaciones, que han puesto en peligro su vida.

Sasha, tiene 4 meses de edad, y cuando nació, el cuidador de la camada, contactó a Courtney Bellew, directora de un centro de rescate y rehabilitación, en Nueva York para animales con necesidades especiales.

Cuando Courtney  vio a la pequeña Sasha, de inmediato supo que su condición era delicada y queb tendría que ser alimentada por sonda debido a su labio leporino y paladar hendido.

Se comunicó con Marie DeMarco, una enfermera veterinaria  que siempre  se ha preocupado por los gatitos y perritos neonatales, heridos y con condiciones especiales.

Marie, recibió con gusto al cachorro, y se dio cuenta que su cabeza era muy grande en comparación con su pequeño cuerpo. Después realizar los exámenes pertinentes, se confirmó que Sasha tiene hidrocefalia, “una acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cráneo”, por lo que su cerebro es solo un tercio del tamaño que debería ser,

Su delicada condición, la hace ser mucho más susceptible a desarrollar infecciones urinarias y de las vías respiratorias superiores.

Sin embargo, Marie nunca la ha dejado sola. Creo una organización sin fines de lucro llamada FURRR 911para ayudar a salvar a la cachorra.

“Ella está desafiando todas las probabilidades y ha demostrado que quiere estar aquí”, comentó Marie.

Asegura que es una perrita amada y que aun con sus limitaciones vive una vida feliz con su dueña Marie, quien la pone en pequeños suéteres y vestidos para mantenerla abrigada.