Madre que llevaba una relación con un refugiado afgano se negó a denunciarlo a pesar de haber violado a su hija de 12 años.

26 Ene, 2018

En Sölvesborg, Suiza, una madre divorciada de 45 años fue puesta en evidencia, luego de que su hija denunciara haber sido molestada sexualmente por su pareja, un joven afgano inmigrante que aprovechó la ausencia de la mujer para meter su mano bajo su falda y tocarla en sus partes privadas. La mamá de la adolescente, quien trabaja en un hogar para refugiados menores de edad había estado saliendo con él poco tiempo antes.

Lo llevó a su casa luego de que el joven cumpliera la mayoría de edad y no quiso denunciarlo por temor a que lo deportaran.

Abdul Dostmohammadi de 18 años, habría tocado inapropiadamente a la hija de su pareja, quien solo tiene 12

El vergonzoso asunto se reveló luego de que la niña pidiera irse a vivir con su papá y le contara todo a su hermana mayor. De inmediato, ella le dijo a su padre y acudieron a poner la denuncia.

Dostmohammadi al parecer no será deportado, pero si tendrá que cumplir una sentencia de tres meses y 100 horas de servicio comunitario.