Mujer de 22 años muere asesinada por sus propios perros Pitbull. La policía aseguró, que cuando llegaron encontraron a los perros masticando su caja torácica.

20 Dic, 2017

La policía de  Virginia, ha encontrado a una mujer de 22 años que fue asesinada por sus mascotas.

Bethany Lynn Stephens fue encontrada por su padre en una escena “horrososa” el pasado jueves en la noche en Goochland, Virginia. Su padre había denunciado que la joven tenía dos días desaparecida.

La imagen que vió su padre fue espeluznante, y como pudo de inmediato el hombre llamo al 911.

James Agnew un alguacil del contado,  contó que cuando el y sus agentes  llegaron, vieron a la mujer que ya se encontraba muerta y cubierta de sangre:  “cuando llegamos al lugar la madrugada del viernes, observamos como los perros se comían la caja torácica”, por lo que habían descartado que la hubiese matado algún otro animal del bosque.

El alguacil esta completamente convencido de que fueron los perros: “No había evidencia de ningún animal más grande allí”, dijo, el cuerpo tenia marcas de rasguños y otras lesiones consistentes con los perros.

Se ha descartado que el crimen lo haya cometido alguna persona, debido a que no hay marcas de estrangulamiento. Tambien se ha descartado “total certidumbre”, el abuso sexual.

Los policías lograron capturara los canes, quienes desde luego, ya fueron sacrificados, con el consentimiento de la familia.

Los vecinos de la localidad, aseguran que la chica tenía muy buena relación con los animales, y aseguran que estaban “bien entrenados” y que eran totalmente pasivos y cariñosos.

Los veterinarios también han dicho que es extremadamente raro que un perro ataque al azar, sobre todo si nunca han tenido un comportamiento agresivo.

Una amiga de la chica, Bárbara Norris, se encontraba consternada por la situación, y afirmó a la policía que no podían haber sido loa perros, Stephens puesto que eran bastante amables y hasta dormían con ella en su cama. “Esos perros no la atacarían”, dijo. “Te matarían con besos”.

La chica insto a las autoridades a investigar a fondo este caso, a su parecer, las jaulas de los perros parecían haber sido abiertas, como si ellos hubieran escapado para ayudar a Stephens.

Aunque la teoría que cobra mayor fuerza, es que los animales hayan sido los autores de este crimen, la policía continua haciendo las averiguaciones. Lograron recoger más de 60 piezas de evidencia de la escena de la muerte de Stephens.

Se esperan los resultados de esta investigación.