Mujer que sufre de obesidad mórbida dice que su estómago ha llegado al punto en que tiene una mente propia.

9 Mar, 2018

El canal TLC publicó un vídeo de 86 minutos, referido al Episodio 9 de la serie “My 600lb Life”, donde relata la historia de Tamy Lyn Murrell, de 45 años.

Tamy explica que ella era la hija menor de su familia, y creció con sus padres, su hermana 19 años mayor que ella, y su hermano 11 años más.

Al recordar sus primeros años, relató cómo los niños se burlaban de ella porque se ponía “muy nerviosa” y “tartamudeaba”. Y cuando tenía ocho años, vio a su padre morir, colapsando en el piso de la cocina debido a un ataque al corazón.

Tamy dice “Después de que mi padre falleció, mi vida nunca fue la misma”. Su madre cayó en un estado de depresión, y Tamy sintió que también la había perdido.

Siendo una niña pequeña, sin nadie que la cuidara, y mientras su madre luchaba contra la depresión, a Tamy le dejaron hacer las compras, lo que significaba que podía comprar todos los refrescos, pasteles y helados que deseaba.

A los 14 años, pesaba unas 140 libras (63,50 kg). Dos años más tarde, abandonó la escuela secundaria y pesaba más de 175 libras (79,40 kg).

La madre de Tamy entraba y salía del hospital por depresión, así que comenzó a trabajar como conserje para mantenerse.

Cuando tenía 18 años, conoció a James, un conserje, quien después se convirtió en su pareja y el padre de su hijo.

La relación entre Tamy y James aun existe, mas por obligación que por amor, porque él es el único que cuida de ella y de su problemático hijo adolescente.

Tamy permanece aislada del mundo exterior y sigue encontrando consuelo en la comida, mientras desea salir de su matrimonio sin amor y ser una mejor madre para su hijo.

Tamy no lucha solo con el dolor emocional, sino con un intenso dolor físico debido a su enorme peso.

Ella dice “Vivir en mi cuerpo es miserable”. “Mi estómago ha llegado al punto en que tiene una mente propia, y es muy doloroso”. “Siento que no estoy viviendo. Solo estoy existiendo. Es horrible”.