Niña discapacitada fue vendida por su madre a una pandilla para pedir limosna. Un extraño la rescato.

19 Oct, 2017

Anabelle es una niña con una discapacidad, la cual fue vendida por su madre a una pandilla por traficantes. Ellos la golpearon salvajemente solo para hacerla llorar y poder hacer que diera mucha más lástima a los transeúntes.

El objetivo de los pandilleros era tenerla para que pidiera limosnas en la calle. Sin embargo, un buen ciudadano logró rescatarla de esos maleantes. Esta pequeña niña de 5 años de edad, padece de una enfermedad genética, por lo que los pandilleros quisieron tenerla para explotarla en la calle pidiendo.

Tenía tiempo viviendo como esclava, pues tenía que cumplir las órdenes de los maleantes día a día que la tenía cautiva solo permitiéndole liberarse para pedir dinero y luego dárselo todo a ellos.

Esta organización de malhechores se encarga de conseguir niños, apto para poder explotarlos en cualquier actividad y fue entonces cuando un hombre apareció para ayudarla.

Quien la ayudó a salir de ese tráfico de niños fue Gonzalo Erize, un argentino trabajador de la Fundación Kalipay Negrense. Se hizo amigo de ella, la sacó de este mundo terrorífico en el que vivía y posteriormente la sometió a una cirugía para paliar los rasgos del síndrome de Crouzon, con el que nació.

Hoy vive en una familia la cual la adoptó y se mantiene feliz, rodeada de mucho amor.