Novia relata cómo se quedó llorando tras desarrollar vitíligo meses antes de su boda. Explica como el estrés de planear su gran día desencadeno la enfermedad.

8 Nov, 2017

Kandice Benford, de 32 años, se aterro cuando unas manchas blancas comenzaron a extenderse por su cuerpo poco antes de su boda.

Primero notó manchas blancas en sus manos cuando estaba en la universidad en su adolescencia, pero realmente no le importaba en ese momento.

Fue solo cuando llegó a los 30 en el 2015, menos de un año antes de que se casase con su compañero, Elliott Benford, que la enfermedad se extendió rápidamente.

El futuro esposo de Kandice, que ahora tiene 30 años, también estaba enfermo en ese momento. La novia hacía malabares con el trabajo y la planificación de la boda mientras se preocupaba por su salud.

Se cree que el vitíligo es un trastorno autoinmune y aunque se desconoce su causa exacta, el estrés y el trauma emocional pueden exacerbar los síntomas.

En el transcurso de un año, las manchas blancas se extendieron y ahora cubren todo su cuerpo. Para el día de su boda, la novia trató desesperadamente de cubrir las manchas con maquillaje.

Sin embargo, el apoyo de Elliott la convenció de lo contrario, y Kandice se casó el 5 de noviembre del año pasado con un maquillaje mínimo, en el transcurso de lo que ella llamó un “día perfecto”.

Ahora, mientras la pareja celebra su primer aniversario, Kandice tiene más confianza que nunca y espera inspirar a otras mujeres con vitíligo a abrazar sus cuerpos.