ONG internacional contrato prostitutas en Haití para hacer orgias.

10 Feb, 2018

Desde 1978, la Organización No Gubernamental (ONG) Internacional “Oxfam”, con sede en Oxford, Gran Bretaña, trabaja en Haití, el tercer país más grande del Caribe, pero el más azotado por tormentas tropicales, ciclones, inundaciones, fuertes vientos, terremotos y epidemias.

En el 2010, tras el devastador terremoto, Oxfam dió ayuda humanitaria a ese país. Y su más reciente participación fue en el año 2016, después de que el huracán Matthew azotara el Caribe el 4 de octubre, siendo una de las peores tormentas jamás registradas en la región.

Si bien, la asistencia humanitaria de Oxfam en el país caribeño ha sido de gran importancia, su actividad se ha visto envuelta en un escándalo, cuando en agosto de 2011, Oxfam abrió una investigación interna por denuncias de mala conducta del personal que participaba en su programa en Haití.

La conducta inapropiada estaba relacionada con el acoso, intimidación y comportamiento sexual inadecuado del personal de Oxfam hacia las mujeres de la región; ya que, las usaron como prostitutas.

También se comento en diferentes medios que se hicieron denuncias por  que  se realizaban negocios  con lo que llegaba del extranjero para  ayuda a los habitantes de Haití.

 

El director  de la ONG en Haití   asumio totalmente  la responsabilidad de los hechos que tuvieron lugar bajo su gestión y se le permitió dimitir sobre la base de que cooperó plenamente y apoyó la investigación.

Según un informe visto por el Times, el ex director de Oxfam en Haití, Roland Van Hauwermeiren, de 68 años, fue acusado de invitar prostitutas a la Villa que Oxfam le había alquilado en Haití.

Otra de las denuncias descritas en el informe de investigación, estaban referidas a la orgía con niñas vestidas con camisetas de Oxfam, que los empleados habían organizado.

El Times informo, en octubre del año pasado, que altos funcionarios de Oxfom han sido investigados por mala conducta, incluido el acoso sexual, y que ya existen 87 casos de supuesta explotación sexual entre 2016 y 2017.