Policía norteamericana revela que el padre del atacante de Las Vegas estaba en la lista de los más buscados del FBI.

8 Oct, 2017

Lo único que pudo haber motivado a Stephen Paddock a matar cerca de 59 personas y herir a otros 500 en el tiroteo de Las Vegas es la línea descendiente que tiene.

A pesar de que no contaba con ninguna orden de detención o antecedente penal, el FBI encontró una valiosa información sobre su familia.

La policía norteamericana afirmo que el padre del atacante, Patrick Benjamín Paddock, estaba en la lista de las personas más buscadas del FBI en el año 1960, por robar múltiples bancos de Estados Unidos, lo que desencadenó una condena de prisión el mismo año.

Sin embargo, Paddock se fugó del recinto penitenciario 8 años más tarde, razón por la que su nombre fue incluido en la lista.

Un tiempo después, fue diagnosticado como un psicópata pues al cometer sus actos ilícitos portaba armas y tenía tendencias suicidas. Al final, las autoridades nunca dieron con su paradero y fue catalogado como una persona peligrosa para la sociedad.

Luego del tiroteo en Las Vegas, las autoridades y medios de comunicación comenzaron a investigar absolutamente todo sobre el atacante, lo que hizo que dieran con Eric Paddock (hermano del atacante), quien manifestó que su niñez estuvo llena de muchas huidas a raíz de la situación que vivieron con su padre.