Popeye ruso sufre por dolor en sus brazos, dice que pronto va a morir.

24 Mar, 2018

Kiril Tereshin es un joven de Rusia que se hizo famoso por la impresionante musculatura de su cuerpo. Obsesionado por incrementar el tamaño de sus bíceps, además de someterse a una estricta rutina de ejercicios, Kiril se inyectaba una combinación casera elaborada con aceite de oliva, alcohol bencílico y lidocaína, que logró incrementarlos a 58 centímetros. Sin embargo, el precio a pagar ha sido extremadamente alto.

Hoy, el “Popeye ruso” es incapaz de soportar el dolor que siente en brazos y piernas, y ha llegado a afirmar que prefiere morir.

A través de la red social rusa VKontakte, Kiril explicó que sufría accesos de fiebre constantes y que los doctores le habían dicho que era probable que le tuvieran que amputar los brazos para salvarlo. Tres veces al día toma medicamentos y se aplica hielo por horas, para disminuir el dolor. No obstante, de no recuperarse no habrá más remedio que optar por la amputación.

Lo último que el joven manifestó en una entrevista fue su firme creencia de que va a fallecer.