Ruinas de 2,000 años de antigüedad de un jefe militar romano con 14 habitaciones, pisos de mármol y mosaicos ornamentados fueron descubiertos por trabajadores de la construcción del metro de Roma.

13 Mar, 2018

La línea de Metro C de Roma está en construcción, y cuando realizaban trabajos de excavación, los arqueólogos descubrieron las ruinas de una vivienda ricamente decorada con un mosaico de diseño geométrico bien conservado, suelos de mármol y paredes con frescos.

Los investigadores creen que la casa fue enterrada intencionalmente en el Siglo III, justo antes de que el emperador romano Aurelian comenzara a trabajar en la construcción de muros para proteger la ciudad hace 271 años después de Cristo.

Las ruinas y los tesoros encontrados, serán trasladados a otra parte, para conservarlos en contenedores especiales, de modo que la construcción del túnel pueda continuar.

Francesco Prosperetti, superintendente especial del Coliseo, el Museo Nacional Romano y el área arqueológica de Roma, señalo al hallazgo como un “sitio asombroso de construcción arqueológica”.

Esos hallazgos serán devueltos a su antigua gloria, para formar la pieza central de la Estación de Amba Aradam, programada para inaugurar en 2022.

La construcción de nuevas paradas en la línea del Metro C de Roma se ha retrasado por años, debido a las interrupciones para excavar ruinas antiguas. Además, de los escándalos de burocracia y construcción, que también han causado largas demoras.

Tal es el caso de los hallazgos en 2014, cuando los arqueólogos encontraron restos de una antigua granja comercial cerca de San Juan en la Basílica de Letrán. Los investigadores estimaron que ese negocio agrícola data del Siglo I.

La excavación reveló una horca de tres puntas, cestas de almacenamiento, fragmentos de cuero que pudieron haber sido de un guante o zapato de un granjero, y huellas talladas en piedra por el giro repetido de una rueda hidráulica.

Otro de los más recientes, es el hallazgo en mayo de 2016, cuando desenterraron barracas que eran para los guardias pretorianos romanos, y datan del período del emperador Adriano, en el Siglo II después de Cristo.

También encontraron una tumba colectiva, donde han descubierto 13 esqueletos de adultos, junto con una moneda y un brazalete de bronce.