Stephen Hawking advierte que la humanidad debe hacer planes para abandonar el planeta y evitar la extinción.

8 Nov, 2017

El profesor Stephen Hawking advirtió que la humanidad destruirá la Tierra y la convertirá en una bola de fuego en los próximos 600 años.

El famoso físico cree que el aumento en el tamaño de la población y las crecientes demandas de energía llevarán a la catástrofe. La humanidad debería comenzar a buscar otras opciones para vivir y así evitar este destino, argumenta, una buena opción es el vecino más cercano, Alpha Centauri, el mejor candidato para escapar.

Hawking instó a posibles patrocinadores financieros a respaldar un proyecto que algún día podría conducir a vuelos tripulados al sistema. Hizo los comentarios mientras hablaba por vídeo en la Tencent Web Summit, celebrada en Beijing.

El cosmólogo británico, que fue diagnosticado con una enfermedad neuronomotor, está respaldando el proyecto Breakthrough Starshot (un proyecto que pretende desarrollar una flota de micronaves espaciales para viajar a Alfa Centaury al 15% o 20% de la velocidad de la luz).

Hablando en la conferencia, dijo: “La idea detrás de esta innovación es tener la nanocraft en el haz de luz. “Tal sistema podría llegar a Marte en menos de una hora, o llegar a Plutón en días, pasar Voyager en menos de una semana y llegar a Alpha Centauri en poco más de 20 años”. El sistema estelar Alpha Centauri está a 25 billones de millas (4.37 años luz) de distancia. Con la nave espacial más veloz de hoy en día, llevaría unos 30,000 años llegar allí.

Los astrónomos estiman que existe una posibilidad razonable de que exista un planeta parecido a la Tierra en las “zonas habitables” del sistema de tres estrellas de Alpha Centauri.

Han sido unos días muy ocupados para Hawking, con no solo una, sino dos predicciones del fin del mundo para el futuro del planeta. La humanidad también debe estar preparada para abordar la inteligencia artificial y evitar que los robots reemplacen a las personas, advirtió en la Web Summit de 2017, que se celebró en Lisboa y contó con la asistencia de unas 60,000 personas.

Hawking dijo que la tecnología podría transformar todos los aspectos de la vida, pero advirtió que las máquinas inteligentes plantean nuevos desafíos.

Dijo que los robots ya están amenazando millones de puestos de trabajo, pero que esta nueva revolución podría usarse para ayudar a la sociedad y para el bien del mundo, incluido el alivio de la pobreza y la enfermedad.

“Simplemente tenemos que ser conscientes de los peligros, identificarlos, emplear la mejor práctica y gestión posible y prepararnos para sus consecuencias con anticipación”.