Su hija desapareció hace 24 años. Después de tanto tiempo un dibujo lo ha vuelto a reunir.

4 Abr, 2018

En 1994, Wang Mingqing y Liu Dengying tenían una hija pequeña, Qifeng. La niña, de 3 años de edad, los acompañó una mañana a vender frutas en la calle y mientras conversaban con unos clientes, la perdieron de vista. Bastaron cinco minutos para que extraviaran lo más importante de sus vistas. Por más que buscaron fue en vano, pero decidieron permanecer en la ciudad con la esperanza hallarla algún día.

Mientras tanto, la pareja tuvo otra hija.

Wang se consiguió trabajo como taxista y siempre cargaba una foto de su hija menor, que se parecía mucho a Qifeng. Así les preguntaba a sus pasajeros si la habían visto.

En 2017 su historia se dio a conocer y un dibujante de la policía elaboró un retrato del posible aspecto actual de la niña, para ayudarlos.

El dibujo fue visto por Kang Ying, una joven que vivía en Chengdu a 3 kilómetros de distancia. Le sorprendió ver que el retrato se parecía a ella y que compartían algunos detalles, como la cicatriz de su frente.

Kang se puso en contacto con Wang y Liu, y tras practicarse una prueba de ADN, descubrió que ella era Qifeng. Los tres se reunieron en un encuentro muy emotivo.

La chica no ha explicado como llegó a separarse de sus padres, aunque está feliz de haberlos encontrado.