Mujer de 27 años que tenía discapacidad para hacer ejercicio, explica porque vale la pena invertir $17,000 dólares en un gran trasero.