Cadáver humano con partes de la piel intacta y un promedio de 1,000 de antigüedad apareció en la zona costera de Irlanda.