La Tierra se enfrenta a una sexta extinción en masa para el año 2100.