La tumba de un orfebre del Dios Amon, fue descubierta en Egipto. Tiene 3,500 años de antigüedad.