Trabajadores de construcción encontraron 19 jarrones enterrados que contenían miles de monedas de plata y bronce.

16 Ene, 2018

La arqueología, ha logrado numerosos descubrimientos importantes en los últimos años, pero los verdaderos expertos en esta ciencia, saben que  aun queda mucho camino por recorrer.

Saben que en cualquier momento y  lugar, podría aguardar lo que ellos menos esperan.

Tal es el caso de este último descubrimiento, realizado por un grupo de trabajadores de construcción, mientras se encontraban en las labores de la preparación de un terreno que se convertiría en un parque en Tomares, España.

Los hombres debían cavar un agujero largo que transformarían en una zanja para el desagüe, pero apenas habían comenzado su trabajo, cuando descubrieron algo realmente espectacular.

Cuando llevaban aproximadamente un metro de su excavación, les impresionó que hubiera algo de consistencia dura debajo de ellos, por lo que detuvieron las actividades, para inspeccionar.

Una vez se dieron cuenta de lo que había, los hombres llamaron de inmediato a arqueólogos  profesionales para que estudiaran una especie de jarrones que habían encontrado.

Los arqueólogos se apersonaron lo mas pronto al lugar, y con mucho cuidado extrajeron 19 piezas que se encontraban enterrados, algunos de ellos ya estaban rotos.

Luego de estudiarlas, los expertos concluyeron que los objetos llamados ánforas. Una especie de jarras antiguas griegas o romanas que poseen dos asas y un cuello estrecho.

Y eso no es todo, descubrieron que las piezas contenían en su interior miles de monedas de bronce y plata.

El Museo Arqueológico de Sevilla, España, logró inferir que las monedas podían datar de finales del siglo IV. Estas se encuentran grabadas con imágenes de emperadores romanos Constantino o Maximiano en un lado y el otro lado tiene historias romanas.

La directora del museo, Ana Navarro Ortega, comento: “Puedo asegurarle que las jarras no pueden ser levantadas por una sola persona debido a su peso y la cantidad de monedas adentro. Entonces, lo que tenemos que hacer es comenzar a comprender el contexto histórico y arqueológico de este descubrimiento”.