Un joven intento deslizarse por el pasamanos de una escalera mecánica y recibió un golpe justo en el lugar más doloroso.

27 Dic, 2017

Este joven de 22 años, jugador de  dardos anotó un punto indeseado, cuando cayó por una escalera mecánica, en el metro de Londres.

El chico de Tonbridge, Freddie Andrews, de es un gran apasionado a este deporte desde que era un niño, y viene de marcar 10 pintas en el Campeonato Mundial de PDC en el Alexandra Palace en el norte de Londres.

Freddie, que trabaja desde hace unos meses en Asda, salía de un partido de futbol junto a sus amigos. Quiso hacer una pequeña travesura en la estación del metro, deslizándose por el conducto de metal, mientras sus amigos  filmaban un video.

Inicialmente fue divertido para el chico, pero luego, la banda metaliza comenzó a acelerar, y definitivamente, para el la diversión termino.

Hizo una parada no deseada con sus partes privadas en uno de los botones de emergencia, para luego seguir deslizándose hacia abajo y golpeó un letrero de metal, mientras sus amigos se partían de risa.

Por fortuna, Freddie estaba tan ebrio, que no sintió mucho dolor en el momento, pero cuando la borrachera paso, su dolor se multiplicó por 1000.

“Al principio fue muy divertido, pero luego, cuando mis amigos me vieron ir de cabeza, todo fue una locura”, dijo. “Había bebido lo suficiente como para no sentir el dolor. Me levanté esta mañana (jueves) y no pude moverme, pero estoy bien ahora”.

El video fue compartido por los jóvenes en sus redes sociales, y a pocas horas de publicarse, se hizo viral.